Aquellos comienzos …

Nuestra historia, o mejor dicho la historia de nuestros antecesores comienza muchos años atrás. Allá por el 1885 es edificada esta casa y unos años posteriores es cuando se empieza a crear el negocio familiar Méndez Lago. El principio de nuestros antecesores fue la creación de un ultramarinos y casa de comidas conocida por Casa Ruperto, nuestro bisabuelo y posteriormente tras su fallecimiento en el 1933 la Casa de comidas paso a conocerse como Vda. de Méndez, Doña Generosa, nuestra bisabuela, donde se servía buena comida tradicional y  también a su vez un hospedaje.

Tras varios años con el ultramarinos se decidió hacer una sociedad recreativa y de ocio donde se proyectaban películas como “Las minas del Rey Salomón” o el famoso film “El último cuplé” de Sara Montiel, al finalizar la película se retiraban las butacas que aun hoy en día conservamos y se hacía de la sala una gran fiesta con orquestas como “los satélites” o “trovadores”, a la cual llegaban los vecinos de Somozas y sus alrededores.

En el 1975 se hizo el cierre de la sociedad y se siguió con el servicio de ultramarinos y cafetería, ya por aquel entonces regentado por nuestros abuelos Doña Pilar Méndez Lago su esposo Don Amando Ramírez Peña y sus hijas, Dulce Mª, María Pilar y María Teresa.

Por ello y en conclusión queremos darle las gracias a todos ellos y especialmente a nuestros abuelos Doña Pilar Y Don Amando, el cual da nombre a este local, por ser los pioneros en un sector tan bonito y complicado a la vez como la hostelería. Ahora es nuestro turno y esperemos poder estar a la altura.

Gracias Abuelos